Via Senior

Podemos ayudarte?

Llame (+34) 911 035 900

Visión en la Tercera Edad: Problemas, Prevención y Cuidados

Compartir

En la tercera edad, es común que ocurran cambios en la visión debido al envejecimiento natural del cuerpo.

El Día Mundial de la Visión es una iniciativa global celebrada el segundo jueves de octubre con el objetivo de concienciar a la población sobre temas relacionados con la salud ocular. Esta fecha, que comenzó en 1999 por la Agencia Internacional para la Prevención de la Ceguera (IAPB), resalta la importancia de prevenir enfermedades oculares y garantizar el acceso a atención oftalmológica de calidad en todo el mundo.

Durante el Día Mundial de la Visión, varias organizaciones de salud, profesionales del área y defensores de los derechos de las personas con discapacidad visual se unen para llevar a cabo actividades de concientización, campañas de salud ocular y eventos educativos. El objetivo es aumentar la conciencia sobre la importancia de los exámenes oftalmológicos regulares, el uso adecuado de gafas de sol para protegerse contra los rayos ultravioleta y promover estilos de vida saludables para mantener la salud ocular.

En Portugal, al igual que en otros países de habla lusófona, el Día Mundial de la Visión es una oportunidad para destacar los desafíos enfrentados por las personas con discapacidad visual y promover medidas que puedan prevenir la ceguera evitable, mejorando así la calidad de vida de las personas afectadas por problemas de visión.

Algunos de los cambios más comunes en la visión durante la tercera edad incluyen:

1. Presbicia: La presbicia es una condición en la que el cristalino del ojo pierde parte de su flexibilidad, lo que hace más difícil enfocar objetos cercanos. Esto suele ocurrir a partir de los 40 años y es una de las razones por las que muchas personas necesitan gafas para leer en la tercera edad.

2. Cataratas: Las cataratas son una opacificación del cristalino, la lente natural del ojo. Esto puede llevar a una visión borrosa. Las cataratas son comunes en las personas mayores y pueden ser removidas quirúrgicamente.

3. Glaucoma: El glaucoma es una condición en la que la presión ocular aumenta progresivamente, causando daño al nervio óptico y, eventualmente, pérdida de visión. Es más común en los ancianos y puede ser controlado con medicamentos o cirugía.

4. Degeneración Macular Relacionada con la Edad (DMRE): La DMRE es una condición en la que la mácula, la parte central de la retina, se deteriora. Esto afecta la visión central y puede llevar a la pérdida de visión central en casos avanzados.

5. Ojo Seco: El ojo seco es común en las personas mayores y ocurre cuando los ojos no producen lágrimas adecuadamente o cuando las lágrimas se evaporan muy rápidamente. Esto puede causar molestias, irritación y visión borrosa.

6. Retinopatía Diabética: Las personas mayores con diabetes tienen riesgo de desarrollar retinopatía diabética, que puede llevar a daños en la retina y pérdida de visión. El control adecuado de la diabetes es esencial para prevenir o retrasar esta condición.

7. Estrabismo y Visión Doble: En algunos casos, los músculos oculares pueden debilitarse con la edad, lo que lleva al estrabismo (ojos desalineados) y visión doble.

Preservar la salud ocular en la tercera edad es fundamental para mantener la independencia y la calidad de vida. Una de las medidas más importantes es realizar exámenes oftalmológicos regulares, incluso si no hay síntomas aparentes. Muchas condiciones oculares, como el glaucoma y la degeneración macular, pueden progresar silenciosamente y solo se detectan en etapas avanzadas. Además, es esencial usar gafas o lentes de contacto según la receta actualizada para evitar molestias y posibles daños en la visión.

La protección contra los rayos UV también es crucial. Usar gafas de sol de calidad que bloqueen los rayos ultravioleta protege los ojos contra el daño solar, ayudando a prevenir problemas como las cataratas. Una dieta equilibrada juega un papel significativo en la salud ocular. Incluir alimentos ricos en vitaminas A, C y E, como zanahorias, espinacas y pescado rico en omega-3, puede contribuir a prevenir enfermedades oculares relacionadas con la edad.

Para quienes tienen condiciones crónicas como diabetes e hipertensión, es crucial mantener esas condiciones bajo control, ya que ambas pueden afectar la visión. Además, evitar fumar y moderar el consumo de alcohol son hábitos importantes para la salud ocular, ya que el tabaquismo y el exceso de alcohol se asocian con un mayor riesgo de enfermedades oculares.

En resumen, adoptar un estilo de vida saludable, hacer exámenes regulares, proteger los ojos contra los rayos UV y mantener las condiciones crónicas bajo control son pasos importantes para garantizar una buena salud ocular en la tercera edad. Estos cuidados no solo ayudan a preservar la visión, sino que también contribuyen a una vida activa e independiente.

¿Tiene preguntas? Llame, haga una solicitud o envíe un correo electrónico, y las Trabajadoras Sociales de Via Senior lo atenderán de manera personalizada, sin compromiso y de forma completamente gratuita. ¡No pierda más tiempo!

Este sitio web utiliza cookies para permitir una mejor experiencia de usuario. Al navegar por el sitio, usted está consintiendo su uso.
×

Atención por Whatsapp

Manda un mesaje al 620 975 611

Rápido, cómodo y sencillo.

×
Llámanos (+34) 911 035 900