Via Senior

Podemos ayudarte?

Llame (+34) 911 035 900

Cómo Convencer a los Ancianos para que Vayan a una Residencia de Mayores

Compartir

Entrar en la vejez causa el deterioro de la salud de una persona. Durante la vejez, aparecen múltiples lesiones y enfermedades que aumentan la dependencia de los ancianos. Cuando una persona no puede defenderse, es difícil convencer a una persona mayor de que necesita un hogar o una residencia para personas mayores.

Cuando tareas como ir de compras, limpiar la casa, cocinar o ir al banco, se convierten en una misión imposible para una persona mayor, es necesario recurrir a ayuda externa. La atención más común es hogares de ancianos y residencias para personas mayores, guarderías y atención domiciliaria. Las residencias de ancianos desempeñan un papel muy importante en la sociedad cada vez más envejecida. Estas instituciones se encargan de cuidar a las personas mayores, velando por su bienestar, seguridad y felicidad, cuyo principal objetivo es mejorar la calidad de vida del usuario, frenando su deterioro y estimulando su autonomía e independencia.

Signos clave de la necesidad del cuidado de un hogar o residencia para personas mayores
– Pérdida de memoria: la entrada en la vejez puede provocar pérdida de memoria en las personas mayores que puede ser tratada sutilmente como descuido y confusión o, más repetida y convertirse en algo más grave. Si las fallas de memoria se vuelven constantes, será necesario recurrir a un médico. La pérdida de memoria es uno de los síntomas de demencias como la enfermedad de Alzheimer.

– Cambios de humor: La vejez tiene consecuencias negativas para las personas mayores. Entre ellos está la soledad, el deterioro físico o la dificultad de adaptarse a los cambios de la vida cotidiana. Estas situaciones pueden disminuir el estado de ánimo de una persona mayor, incluso conducir a la depresión.

– Aislamiento: La pérdida de familiares y amigos, la dificultad de adaptación a los cambios o la ausencia de vida social son factores que deterioran la capacidad de relación. La desaparición de las habilidades sociales en la vejez provoca aislamiento.

– Pérdida de peso: La hiporexia es el nombre dado a la reducción o falta de apetito en los ancianos que está fuertemente relacionada con la vejez. Con el paso de los años, las personas mayores tienden a sufrir cambios fisiológicos comunes en la vejez que hacen que pierdan interés en la comida y comiencen a evitar las comidas.

– Disminución de las capacidades físicas: El equilibrio, la movilidad, la fuerza y la resistencia sufren un fuerte deterioro durante la vejez. Con el fin de prevenir o retrasar este deterioro hay una variedad de ejercicios diseñados para las personas mayores. En hogares y residencias de ancianos se lleva a cabo una serie de ejercicios enfocados al fortalecimiento de estas capacidades.

– Mala higiene: La falta de higiene está fuertemente relacionada con el mal humor y la pereza. Cuando una persona mayor deja de relacionarse y todas las acciones de higiene requieren un mayor esfuerzo, deja de preocuparse por su higiene y por mantener una apariencia estéticamente agradable.

Proceso para Convencer a una Persona Mayor de que necesita una Residencia de Mayores
Convencer a una persona mayor de que necesita una residencia para personas mayores no es una tarea fácil, ya que no se adapta bien a los cambios. La idea de salir de casa parece una pérdida de elección, independencia e incluso calidad de vida. La resistencia es normal, pero ¿qué hacer cuando no se sienten cómodos y se niegan a ir a un hogar de ancianos?

Cuando se detectan algunos de estos signos en personas mayores, se trata de evaluar la posibilidad de integrarlos en un hogar o residencia de ancianos. Estas Estructuras Residenciales para Personas Mayores (ERPI) no solo cuidan el bienestar y la salud, sino que también ayudan a estimular las habilidades mentales, motoras y sociales. El siguiente paso será convencer a una persona mayor de que necesita una residencia.

Los pasos más lógicos para convencer a un adulto mayor de que necesita una residencia son:
– Tratar de entender el punto de vista de la persona mayor
Explicar los beneficios de un hogar o residencia para personas mayores
Hacer que las personas mayores se den cuenta de que no pueden cuidar de sí mismas
– Mostrar testimonios positivos
– Busca residencias para mayores y pide asesoramiento gratuito con Via Senior
– Visitar las instituciones sugeridas con los ancianos y escuchar su opinión
– Asegúrese de que el senior esté satisfecho con la decisión tomada.

Decidir mudar a su familiar a una casa o residencia para personas mayores ya es difícil, y convencerlos puede convertirse en una situación muy desafiante. Es importante darse cuenta de qué condiciones le harían cambiar sin tener que forzar el cambio. Se debe hacer todo lo posible para convencer a los ancianos de que siempre será la mejor solución, con amabilidad, compasión y paciencia.

Encontrar una residencia ideal para personas mayores no es una tarea fácil. Hay varias viviendas y residencias de ancianos que dicen ser las mejores, pero tienen precios y servicios muy diferentes.

Convencer a una persona mayor de que necesita un hogar o residencia para personas mayores es el primer paso. Una vez que te hayas hecho cargo de la situación, es hora de comenzar a buscar. Para facilitar el proceso de selección puedes contar con la ayuda de los Trabajadores Sociales y Médicos de Via Senior.

Via Senior colabora con una amplia red de residencias para personas mayores en todo el país que cumple con un exigente estándar de calidad.

¿Tienes preguntas? Llama, realiza un pedido o envía un e-mail y Via Senior Social Workers te atenderá de forma personalizada, sin compromiso y de forma totalmente gratuita. ¡No pierdas más tiempo!

Este sitio web utiliza cookies para permitir una mejor experiencia de usuario. Al navegar por el sitio, usted está consintiendo su uso.
×

Atención por Whatsapp

Manda un mesaje al 620 975 611

Rápido, cómodo y sencillo.

×
Llámanos (+34) 911 035 900